Un buen mantenimiento puede aumentar o reducir considerablemente el periodo de vida útil de un electrodoméstico.

Un claro ejemplo de ello son los aparatos de aire acondicionado. Unos equipos repletos de piezas sensibles que requieren ser cambiadas cada cierto tiempo y que de no recibir una limpieza adecuada pueden convertirse en un foco de contaminación peligroso para la salud.

Algo que, por suerte, es posible evitar realizando revisiones periódicas que garanticen el perfecto funcionamiento de los equipos y, en consecuencia, la seguridad de quienes los disfrutan.

La importancia y el proceso de la limpieza de aire acondicionado

Salvo que tengas conocimientos técnicos, lo normal es que para llevar a cabo las tareas de revisión, reparación y limpieza de tus aparatos de aire acondicionado recurras a una empresa especializada en este tipo de trabajos.

Dado que no todas las empresas de mantenimiento de sistemas de aire acondicionado ofrecen los mismos servicios te recomendamos que te decantes por una que incluya todos los trabajos que, a juicio de los fabricantes, son fundamentales para brindar el mejor mantenimiento posible a un equipo de aire acondicionado.

Según las principales marcas, los trabajos de mantenimiento más importantes a los que deben someterse todos los aparatos de aire acondicionado en cada revisión son:

La limpieza de filtros: Debe realizarse al menos una vez al año para maximizar el rendimiento del equipo y conseguir que el aire que emiten sea de la mejor calidad.

Control de las temperatura: Debe revisarse diariamente para impedir que la diferencia de temperatura entre la calle y el lugar en el que está instalado sea excesiva. En el caso de que se observe que el equipo no es capaz de llegar a las temperaturas ordenadas será necesario repararlo.

Desinfección del evaporador: Debe llevarse a cabo una vez al año para evitar la acumulación de hongos, bacterias y otras sustancias nocivas que a su vez son responsables de la emisión de malos olores.

Mantenimiento externo: Debe realizarse cada dos o tres meses para evitar la acumulación de polvo y de partículas de suciedad que puedan dañar la estructura del aparato y algunos de sus componentes.

Según los expertos, la mejor época del año para realizar una limpieza de aire acondicionado es antes del inicio de las estaciones más frías y más cálidas.

De esta forma no solo se evitan gran parte de las averías, sino también tener que recurrir a un servicio de reparación de urgencia durante los días en los que más necesario es contar con la ayuda de un aire acondicionado.

Y es que suele ser a mitad de la temporada de invierno y de verano cuando más difícil es encontrar un técnico de reparación libre y, también, cuando la factura de las reparaciones suele ser más cara.

Beneficios de la limpieza de aire acondicionado

Las ventajas de darle un buen mantenimiento al aire acondicionado son muchas. Algunas de las más importantes son:

Aumento de la vida útil del equipo

Un buen mantenimiento, además de evitar la aparición de averías en los momentos más inoportunos, puede llegar a prolongar la vida útil del aparato hasta los 15 años. Es decir, prácticamente el doble que aquellos equipos que no son revisados y limpiados periódicamente.

Máxima higiene

Las limpiezas internas de los aparatos de aire acondicionado son necesarias para evitar la emisión de malos olores y, lo que es más importante, la presencia de hongos, bacterias y otras sustancias nocivas para la salud.

Ahorro energético

Las revisiones periódicas de los aparatos de aire acondicionado suponen un enorme ahorro energético. Tanto es así que se estima que un correcto mantenimiento del equipo puede llegar a reducir su consumo en hasta un 50%.

Ahorro económico

El ahorro económico que produce un buen mantenimiento del aire acondicionado es enorme. Ya que, como hemos ido viendo a lo largo de este artículo, las revisiones periódicas de los equipos reducen el consumo energético, evitan averías y consiguen mejorar la eficiencia de estos aparatos.

En definitiva, mantener limpio el aire acondicionado y revisar su funcionamiento con regularidad es esencial para sacarle el máximo partido, prolongar su periodo de vida útil, minimizar el gasto energético y económico con cada uso y garantizar la máxima salubridad de los espacios en los que se coloca.

Es por eso por lo que, si tienes aparatos de aire acondicionado en casa, el negocio o la oficina, te recomendamos que te pongas en manos de buena empresa de mantenimiento y reparación de aires acondicionados. El retorno de la inversión, a la larga, está garantizado.

¿Pero, un aire acondicionado correctamente mantenido garantiza un aire limpio?

Un correcto mantenimiento del aire acondicionado es fundamental para prevenir los malos olores y sustancias nocivas que puedan producirse desde el aparato. Pero si buscamos eliminar posibles virus, bacterias y malos olores en el ambiente, una de las alternativas más eficientes es la limpieza de ozono, también llamada desinfección por nebulización.

¿Cómo funciona la limpieza de ozono? El ozono desestabiliza los seres vivos, eliminando cualquier tipo de microorganismo dañino en el aire. Incluso, al aplicarse en forma de vapor puede penetrar en aquellas partes donde un producto tradicional de limpieza no tiene la capacidad de llegar.

Al final de la aplicación, la zona tratada se airea para convertir las moléculas de ozono en oxígeno, garantizando que el aire sea seguro para las personas.

Este método ha formado parte en la desinfección en colegios, limpieza de oficinas, y cualquier tipo de local comercial como método de prevención ante el COVID.

En Limpiezas Virosa, ofrecemos servicios de desinfección en Valencia de alta calidad. No dudes en contactarnos para temas relacionados con ozonización, higienización, desinfección, o cualquier otro tipo de consulta de limpieza.