A lo largo del día son muchas las personas que transitan por una oficina. Estas dejan, de forma inevitable, un rastro de suciedad continuo que es necesario ir eliminando constantemente para evitar que se acumule.

Para ello es necesario, además de establecer un protocolo de limpieza acorde a las necesidades de cada compañía, contar con los mejores materiales y productos para garantizar que la oficina está siempre en perfecto estado.

Beneficios de una buena limpieza en las oficinas

  • Resulta capital para mantener en un perfecto estado de higiene todas las instalaciones.
  • Ayuda a prevenir que los trabajadores puedan contraer infecciones de tipo bacteriano o viral y otros males relacionados con la falta de limpieza.
  • Prolonga el periodo de vida útil del suelo, el mobiliario, los baños, la cocina y de todos los elementos que forman parte del uso diario de los empleados.
  • Favorece la creación de un buen ambiente de trabajo, lo que está demostrado tiene una incidencia directa en los niveles de productividad de la plantilla.
  • Es indispensable para ofrecer una buena imagen a los clientes y proveedores que las visitan.
  • Esta es, junto al orden, uno de los aspectos que más influyen en la configuración del employer branding de una compañía

Los 12 mejores productos de limpieza para oficinas

De entre todos los productos y herramientas de limpieza para la oficina existen 12 que son esenciales y que, por tanto, no pueden faltar en ninguna.

En cuanto a los productos de limpieza, estos deben ser empleados con guantes y mascarilla para evitar respirar o absorber las toxinas y químicos que estos padecen.

Trapos

Se trata de la herramienta de limpieza para oficinas más básica. Esta igual sirve para recoger los restos de un vaso de agua o de un café derramado, que para quitar el polvo que flota en el ambiente y se va derramando sobre cualquier superficie.

Si bien son muchos los tipos de trapos que existen se recomienda recurrir a los fabricados a base de microfibra, ya que se trata de un material con una gran capacidad de absorción que, además, resulta especialmente suave a la hora de limpiar objetos delicados.

Escoba, recogedor, fregona y escurridor

No menos importante resulta tener a mano una escoba, un recogedor, una fregona y un cubo escurridor. Cuatro materiales cuyo objetivo es mantener el suelo de la oficina impecable en todo momento.

Dado su uso constante a lo largo de la jornada laboral es importante que estos objetos estén elaborados con materiales resistentes y de primera calidad como el plástico rígido o el aluminio.

En cuanto a la elección de las cerdas, es aconsejable optar por unas más duras si se van a utilizar sobre materiales como la cerámica o el cemento pulido y por unas más suaves si se van a emplear sobre materiales más delicados como la madera.

Aspiradora

Otro de esos materiales que no pueden faltar en ninguna oficina es la aspiradora. Un electrodoméstico indispensable para retirar el polvo, las pelusas y los pequeños desperdicios que se precipitan desde los escritorios hacia el pavimento y/o las alfombras.

Además, gracias a la presencia de accesorios que permiten limpiar en profundidad y sin esfuerzo en lugares de difícil acceso, garantiza la máxima higiene en todos los espacios de trabajo.

Fregasuelos

No es posible hablar de productos de limpieza de oficina sin mencionar el fregasuelos. Un líquido esencial a la hora de retirar diligentemente la suciedad y los gérmenes que se van acumulando en el suelo.

Aunque es posible encontrar fregasuelos para distintos tipos de superficies, los que cuentan con un PH neutro ofrecen un gran resultado en prácticamente todos los tipos de pavimento.

Limpiacristales

Para mantener las ventanas y las cristaleras impolutas no basta con tener un buen limpiaventanas. También es necesario echar mano de un limpiacristales, a poder ser, a base de agua destilada.

Limpiamuebles

Tanto los escritorios como el resto de los muebles que forman parte de una oficina requieren de un producto específico para poder mantenerse limpios y en perfectas condiciones de uso: el limpiamuebles.

Un líquido que suele comercializarse en aerosol y que se aplica directamente sobre la superficie del mobiliario para posteriormente extenderse cuidadosamente con una bayeta.

Productos para el baño

Los servicios son la mayor fuente de bacterias y virus que hay en las oficinas. Por ello es necesario, además de garantizar que siempre estén limpios, proveer a sus usuarios de papel higiénico, papel secamanos, jabón y gel hidroalcohólico.

En cuanto a la limpieza de baños, la lejía es uno de los productos más versátiles y efectivos para eliminación de bacterias, gérmenes y viruses. Si se prepara una solución con las correctas proporciones de lejía, agua y jabón, es posible desinfectar el inodoro en su totalidad, el lavamanos, e incluso fregar el suelo.

También se pueden utilizar productos como el amoníaco para la desinfección, o productos específicos para la desinfección de baños.Productos de cocina

En el caso de disponer de una zona diseñada especialmente para el cocinado será también imprescindible contar con un lavaplatos y un líquido desatascador que evite que se obstruya el fregadero.

Si bien basta con hacerse con un buen surtido de materiales de limpieza para oficina para asegurar un mantenimiento óptimo de las instalaciones, si lo que buscas es una limpieza perfecta te recomendamos que recurras a nuestro equipo de profesionales de la limpieza en Valencia, para así disfrutar de una limpieza rápida, eficaz y en profundidad a diario en tu oficina.